El PP lleva al Pleno la “discriminación” del Gobierno de Sánchez hacia Alicante en infraestructuras en favor de Cataluña

El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Alicante lleva al Pleno del próximo día 30 su “profundo rechazo” a los pactos del Gobierno central de Pedro Sánchez y sus socios, mediante los cuales se está concediendo a Cataluña “una serie de privilegios económicos, fiscales y legales”, al tiempo que reclama una mayor inversión en infraestructuras en Alicante y provincia “para permitir un mayor desarrollo y mejorar la calidad de vida de los alicantinos”.

A través de una declaración institucional firmada por la portavoz Mari Carmen de España, el grupo popular denuncia que la alianza entre el Gobierno central y sus socios independentistas, plasmada en medidas como la condonación de la deuda cercana a 15.000 millones de euros, se traduce “en evidentes perjuicios para los alicantinos”. Y cita otros casos como las inversiones en infraestructuras de carreteras y ferrocarriles de Cataluña aprobadas en diciembre por el Ejecutivo de Sánchez por un importe de unos 350 millones de euros o el traspaso de la gestión de las Cercanías con una transferencia económica adicional de 132 millones.

“Por contraposición”, sostiene el grupo del PP que sustenta al equipo de Gobierno, “la red ferroviaria alicantina no ha recibido ninguna inversión, ni se ha ejecutado obra alguna”, después de dos años consecutivos a la cola de todo el país en actuaciones financiadas por los Presupuestos Generales del Estado.

En cuanto a la red de carreteras, el Gobierno de España ha cambiado la ley para que el Ministerio de Transportes firme varios convenios con el Govern para la mejora de las vías catalanas mediante la inversión de 40 millones al año hasta 2030, lo que supone un desembolso total de 250 millones.

“Mientras”, prosigue la declaración institucional, “las carreteras alicantinas siguen arrastrando la infrafinanciación crónica y el descuido sangrante por parte del Gobierno en proyectos esenciales” como el tercer carril de la A-70 entre Alicante y Elche, la mejora de la A-31 entre Villena y Alicante y el desarrollo del Corredor Mediterráneo. “Esta falta de financiación impide nuestro crecimiento económico, afecta la calidad de vida de nuestros ciudadanos y pone en evidencia un descarado desequilibrio en la asignación de recursos estatales”, prosigue el texto.

Llamada a la justicia y la equidad

La iniciativa del grupo popular concluye que esta actitud del Ejecutivo central “pone de manifiesto una política de favoritismos que privilegia a Cataluña a través de una infinidad de beneficios económicos, fiscales y legales, a cambio de una votación favorable por parte de sus socios en asuntos estatales, al tiempo que relega a Alicante y su provincia a un segundo plano”. Y añade que la declaración institucional no es sólo una llamada a la justicia y la equidad en el reparto de los recursos del Estado, “sino también una reclamación en nombre de los alicantinos, que merecen el mismo respeto y consideración que cualquier otra comunidad en nuestro país”.