El PPCV avisa que derogará los aspectos de la Ley de Costas «que perjudican a los propietarios y al turismo»

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, ha avisado este jueves de que los ‘populares’, a través de sus portavoces de Medio Ambiente en el Congreso y en el Senado, buscarán modificar y derogar aquellos aspectos del reglamento de la Ley de Costas «que son perjudiciales para los propietarios y para nuestro sector turístico».

Así, lo ha anunciado Mazón tras mantener una reunión de trabajo con los portavoces de Medio Ambiente del PP en el Congreso y Senado, Cesar Sánchez y Vicente Martínez, y con la Vicesecretaria de Ecología y Desarrollo del PPCV, Elena Albalat, a los que ha agradecido el trabajo de escucha que han estado haciendo durante estos meses con los diferentes colectivos afectados para trasladar sus preocupaciones y necesidades.

El dirigente ‘popular’ ha lamentado que «el dúo Sánchez-Puig se han convertido en una máquina de triturar derechos privados, playas públicas y modelos turísticos». «No han escuchado a los afectados, no se han reunido ni han tramitado sus alegaciones, como sí que ha hecho el PP», ha agregado.

A su juicio, «en este reglamento no se ha propuesto un modelo sostenible y equilibrado de nuestra costa y playas. Desde el PP hemos escuchado y hemos trabajado con propuestas de gobierno. De nuevo, Sánchez nos perjudica, le prima más la ideología, la política dogmática que perjudica los derechos de mucha gente y que está en contra del modelo turístico de la Comunitat Valenciana».

Mazón ha afirmado que «tenemos que poder progresar y hacer sostenible nuestras playas, paseos marítimos y nuestro modelo turístico. No hay que elegir. Es compatible la sostenibilidad con el desarrollo porque el abandono es lo contrario de la protección».

Por ello, ha exigido a Sánchez todas las actuaciones necesarias y previstas. «Puig y Sánchez montan los chiringuitos que no tienen que montar y desmontan los únicos chiringuitos que tienen que proteger, los que generan actividad económica, y forman parte de un modelo turístico razonable y sostenible», ha sostenido.

Por su parte, César Sánchez y Vicente Martínez han asegurado que «se trata de un ataque más del Gobierno de Sánchez a los intereses de la Comunitat Valenciana, sin respuesta por parte de Puig». «El gobierno de Sánchez no ha querido atender ninguna de las alegaciones que se han presentado por parte de los afectados y del PP», ha asegurado Martínez, mientras que Sánchez ha calificado esta nueva Ley de «nuevo ataque» del Gobierno de Sánchez y Puig.