El Servicio de Mediación Vecinal atiende a 3.819 usuarios de seis barrios de la Zona Norte

El servicio trabaja para mejorar las condiciones de vida de los residentes

TERRETA|EP

Los seis barrios de la Zona Norte de la ciudad en los que se extiende la Mediación, el Arbitraje y el Asesoramiento jurídico, especialmente en asuntos que tienen que ver con la Ley de Propiedad Horizontal son Virgen del Remedio, Colonia Requena, Juan XXIII 2º sector, Cuatrocientas viviendas, Nou Alacant y Virgen del Carmen.

Problemas de ocupación de viviendas, cañerías rotas y encharcamiento de pisos, insalubridad, tenencia irregular de animales o malos olores son algunos de imprevistos ante los que el servicio media entre vecinos para tratar de arreglar «lo mejor posible» estos asuntos.

Desde la Concejalía de Coordinación de Proyectos, que lidera Antonio Peral, han señalado que la formación básica habitual entre estos vecindarios «le resta herramientas sociales a la hora de afrontar la superación de los problemas». «A ello se suman las dificultades con el idioma que presentan muchos de los residentes por su condición de personas extranjeras inmigradas», han añadido.

A esos 3.810 vecinos atendidos directamente se añaden otros que se han visto beneficiados «de forma indirecta» por las gestiones realizadas, como en el caso de actuar en una calle por indicación de un perjudicado concreto. Al arreglarse la base del disgusto, otros domiciliados en las inmediaciones también ven mejorar su tránsito.

«El objetivo primordial de este servicio municipal es prevenir el deterioro de las relaciones vecinales y revertir situaciones de conflicto, lo que se consigue promoviendo la organización social y la autorregulación de las comunidades vecinos/as», ha señalado el concejal.

«Tratamos, asimismo, de reducir los riesgos que provoca el deterioro de las edificaciones, en su mayor parte con más de 50 años de antigüedad, y con concentraciones de inmuebles con escaso o nulo mantenimiento en algunos de los barrios citados», ha especificado.