Elda lleva a Fiscalía el proceso de contratación como interino de un concejal de Aspe por falsedad documental

Una declaración jurada del edil indicaba que era el número uno de la bolsa de trabajo del Ayuntamiento aspense cuando ocupaba el 16

El Ayuntamiento de Elda (Alicante) ha trasladado a Fiscalía la documentación relacionada con la incorporación como interino del concejal de Empleo de Aspe, Iván Escobar (EUPV), por un presunto delito de falsedad documental, al comprobar que, en el marco de un proceso para acceder a un puesto como administrativo en la Tesorería de la localidad eldense y dentro de un convenio entre ambos consistorios, presentó una declaración jurada donde indicaba que era el número uno de la bolsa de trabajo en su municipio cuando ocupaba el 16. Este hecho se constató una vez había accedido a la plaza como interino.

El edil de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Elda, el socialista Jesús Sellés, que ha comparecido para explicar los detalles relacionados con este proceso, ha explicado que Escobar ya ha sido cesado de su puesto. Según Sellés, Aspe y Elda firmaron un convenio para compartir bolsas de empleo y fue cuando se solicitó el nombre de cuatro personas para cubrir de manera temporal vacantes. El Ayuntamiento de Aspe, por medio de un oficio firmado por su alcalde, Antonio Puerto (EUPV), hizo llegar las autorizaciones para cubrir los puestos.

Una de las autorizaciones es la del concejal Iván Escobar, quien firmó una declaración jurada en la que indicaba ser el número uno en el orden de la bolsa de trabajo, según el edil de Elda. El 2 de agosto Escobar tomó posesión de manera interina de la plaza de administrativo en la Tesorería de este ayuntamiento, cuando aún era concejal de Recursos Humanos y Empleo de Aspe.

La concejalía de Recursos Humanos de Elda tuvo conocimiento el pasado 17 de septiembre de que Escobar no ocupaba en realidad el número uno en la bolsa de trabajo de Aspe, sino el número 16, por lo que la documentación remitida «y firmada por el propio interesado y por el alcalde de Aspe no se ciñe a la realidad ni a la legalidad», sostiene Sellés.

La concejalía de Recursos Humanos de de Elda ha cesado a Escobar como funcionario interino y ha remitido toda la documentación a la Fiscalía para que estudie si todos los hechos son susceptibles de un posible delito.

«En todo momento, la actuación del Ayuntamiento de Elda ha sido transparente y ajustada a la legalidad, algo que no pueden decir todos los actores del Ayuntamiento de Aspe. Iván Escobar, como concejal de Empleo y RRHH, sabe perfectamente cuáles son los procedimientos y, por tanto, es consciente de que su actuación no era correcta», ha señalado Sellés.

«RUPTURA DEL PRINCIPIO DE BUENA FE»

A su juicio, esta actuación «rompe el principio de buena fe y de confianza legítima» entre ambos consistorios y acusa al alcalde de Aspe de «intentar generar una cortina de humo para eludir su complicidad en este asunto».

«Puerto debería pedir la renuncia inmediata de su concejal y compañero de partido. Puedo añadir que el alcalde de Aspe tenía mucha prisa por firmar este convenio con nuestro Ayuntamiento», ha agregado Sellés, quien ha confirmado que se revocará el acuerdo firmado.

Por su parte, el grupo del PSPV en el Ayuntamiento de Aspe ha señalado que la situación es «muy grave» puesto que Escobar «se negó a renunciar inmediatamente al puesto de trabajo ocupado injustamente», lo que «perjudicó» los derechos de otras personas que figuran por delante de él en la bolsa», ha denunciado en un comunicado.

Tras su cese «fulminante», el PSPV considera que el concejal debería explicar públicamente ante la ciudadanía aspense las circunstancias y exponer su versión de estos hechos y «cómo es posible que se haya cambiado el orden de la lista de la bolsa de empleo, perjudicando a otras personas».

«Consideramos que, desde el punto de vista ético y moral, Iván Escobar y Antonio Puerto deberían reflexionar si esta situación es beneficiosa para el pueblo de Aspe, si puede seguir sirviendo a la ciudadanía aspense en estas condiciones o si, tras revisar el Código Ético de su propio partido, debería renunciar a sus competencias en personal y empleo o, incluso, dejar su acta de concejal», añaden los socialistas.

En la misma línea, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Aspe, Sergio Puerto, ha exigido en un comunicado la dimisión de Escobar y ha lamentado esta situación «al tratarse de la presunta comisión de delitos de falsedad documental y prevaricación».

Según Sergio Puerto, «un grupo de abogados están analizando el informe del Ayuntamiento de Elda para estudiar la posibilidad de personarnos como acusación particular en una posible denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción» y ha hecho un llamamiento a los concejales de EUPV para «que insten a su compañero de filas a que abandone el cargo y a que asuma su responsabilidad».