Entidades de facultativos de Atención Primaria no descartan una huelga

Denuncian que realizan una media de 46 consultas al día y reclaman un 19% de la «tan cacareada ampliación» de plazas.

La Atención Primaria valenciana, «harta» de ser «invisibilizada», no descarta convocar una huelga si la Conselleria de Sanidad «sigue estirando» la cuerda porque si ya estaba «hundida» antes de la pandemia, ahora, además, se les ha «diluido» en las 6.000 plazas estructurales de nueva creación: «Estamos a los pies de los caballos».

Así lo han señalado este martes, ‘Día de la Atención Primaria’, representantes de entidades que forman el Foro de Médicos de Atención Primaria en rueda de prensa, en la que han exigido más medios materiales y sobre todo humanos –un 19% de la «tan cacareada ampliación» de plazas– para poder prestar una atención de «calidad» porque advierten: «Sin médicos no hay Atención Primaria, sin médicos no hay sanidad».

Al acto aseguran que habían invitado a la consellera de Sanidad, Ana Barceló, que, según han reprochado, ha excusado su presencia por motivos de agenda pero tampoco ha enviado a nadie del departamento en su representación. Así, han criticado que en el encuentro que ha mantenido este mismo martes Barceló con representantes de las entidades y asociaciones vinculadas a Atención Primaria en la Comunitat Valenciana les haya pedido colaboración y luego no la devuelva: «Le pedimos que nos tenga ese mismo respeto», han criticado.

Al respecto, la portavoz, la doctora Eva Suárez, ha criticado la visión hospitalocentrista de la sanidad porque, ha recalcado, «una Atención Primaria fuerte, además de resolver hasta el 90% de los problemas de salud de la población y a menor coste, aporta equidad y previene y detecta los problema de salud en estadios precoces».

Sin embargo, en el manifiesto que ha leído, señala que la Primaria ya estaba «hundida» antes de la pandemia al sufrir «demasiados años sin incrementar el gasto» y durante los 759 días de pandemia han sido además «invisibilizados» ante el recuento diario de hospitalizaciones y de ingresos en UCI.

Al respecto, ha señalado que, según datos de la propia Conselleria, en julio y agosto atendieron 2.311.242 consultas telefónicas y 6.533.00 presenciales lo que supone una media de 46 visitas diarias. Por ello, critica que, con estos cupos, Barceló anuncie 2.000 equipos de diagnóstico para Primaria si no incrementa las plantillas: «Si vemos un paciente cada dos minutos quién va hacer las pruebas o nos va a mandar un robot».

Del mismo modo, la presidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (SOVAMFYC), María Ángeles Medina, ha recalcado que la Atención Primaria está «deslavazada» ya que no han trasladado datos para «planificar las necesidades reales».

Por ello, han encargado a una asesoría externa la elaboración de un informe «objetivo, exhaustivo y actualizado» de la situación que concluye que «el peso que el gasto en Primaria respecto al gasto sanitario público total ha pasado en la Comunitat Valenciana de un 13,09 en 2010 a un 12,85 en 2017 y solo hay cinco comunidades con una cifra de gasto inferior». Pese a ello, el ciudadano otorga una puntuación del 6,74 al sistema público de salud y, dentro de él, la Primaria recibe la valoración más alta.

Por su parte, María José Gimeno, de CESMCV, ha recalcado que les corresponde un 19% de la «tan cacareada ampliación» de plazas estructurales porque aunque todos los profesionales son necesarios, cuando un paciente acude a un centro de salud «busca un diagnóstico y un tratamiento». «No erremos el tiro», advierte.

En ese sentido, ha señalado que a «la extenuación» por la pandemia se suman las cifra de «la vergüenza» de refuerzos planteadas por Sanidad: 300 médicos de 1.600 nuevos puestos. «Solo nos quedan llorar y patalear», ha señalado y ha advertido de que si Sanidad «siguen estirando» no descartan convocar un huelga.

Del mismo modo, Raquel Navarro, del COMA, advierte de las consecuencias de «colapso» de Primaria, que «no solo dificultan la atención, sino que suponen un riesgo» para médicos y pacientes mientras que Ignacio Domingo, en nombre de las asociaciones de Pediatría, señala que su situación es «muy delicada»: solo han anunciado cinco nuevas plazas para toda a Comunitat y en el Plan de accesión esta especialidad solo figura nombrada dos veces. «Estamos completamente olvidados», ha reprochado.

PLAN DE CHOQUE

Por todo ello, en el manifiesto se recogen 17 peticiones que se centran en ampliar plantillas con «contratos de calidad no precarios»; limitar las agendas y cupos; un plan de choque, mejoras tecnológicas y transporte sanitario para la atención domiciliaria.

Asimismo, reclaman crear una Dirección General de Atención Primaria; una jefatura de servicio con igual normativa de acceso que en hospital para la dirección de un centro de salud y que el aumento anuncio del 25% para primaria sea «ya» y mediante presupuesto finalista.

Del mismo modo, reclaman medidas de seguridad y prevención de agresiones –carecen de vigilantes de seguridad en los centros–; ampliar los PAC (Puntos de Atención Continuada) a 24; aumentar la cartera de diagnóstico, campaña de comunicación a la ciudadanía, garantizar la accesibilidad, longitudinal y seguridad de los pacientes y alianza con Salud Pública y con las residencias de mayores. 

El Foro está integrado por el Colegio de Médicos de Alicante, el Sindicato Médico-CV, la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria, la Sociedad Valenciana de Pediatría, la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria, la Asociación de Pediatría Extrahospitalaria de la Provincia de Alicante, la Asociación Valenciana de Pediatría de Atención Primaria y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina.