Estudiantes de la UA participan en plan piloto de empleabilidad zonas rurales

La Universidad de Alicante (UA) impulsa un plan piloto que tiene el objetivo de promover la dinamización económica y social de los entornos rurales, una iniciativa que se desarrolla junto con el Banco Santander y la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo.

El plan piloto en el que participa la UA a través del Centro de Empleo y del Vicerrectorado de Estudiantes y Empleabilidad, que dirige Rosario Ferrer, cuenta con trece alumnos de diferentes titulaciones que realizan prácticas en ayuntamientos, empresas o asociaciones de entornos rurales, a través de proyectos formativos adaptados a las necesidades de la zona.

El objetivo de esta estrategia es el acercamiento a la realidad laboral y profesional en los territorios menos poblados.

La delegada de la rectora para el Centro de Empleo de la UA, Nuria Grané, ha subrayado que, «sin duda, una de las preocupaciones que existen en la sociedad es la despoblación de las zonas rurales y una de las causas es la falta de opciones laborales».

«Desde la universidad se puede contribuir a paliar esta problemática a través de la dinamización económica y social del entorno rural, que es en lo que precisamente se centra esta iniciativa promovida por la Universidad de Alicante», ha explicado Grané.

El plan se lleva a cabo desde comienzo de año y en él participan estudiantes del Grado en Biología; Traducción e Interpretación; Turismo; Relaciones Laborales y Recursos Humanos; y doble grado en Derecho y Criminología, además de estudiantes del Máster Universitario en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos y del Máster Universitario en Conservación de la Biodiversidad y Restauración.

Las prácticas de los universitarios son muy variadas y van desde diseño y traducciones de páginas web al inglés hasta el cálculo y la validación estructural de cimentaciones especiales para instalaciones flotantes solares en una empresa de Beneixama, según han informado fuentes de la UA.

Entre otros proyectos, uno de ellos, que se lleva a cabo en Alfafara, tiene como reto la puesta en marcha de un plan de concienciación ambiental y reciclaje para los habitantes y visitantes del pueblo.

Mientras, en Castalla, se confeccionarán un programa piloto de recogida y una campaña de sensibilización ciudadana.

En clave de turismo de interior, las prácticas servirán para idear y fomentar diversas rutas de senderismo, así como para mejorar la señalización de los senderos y la accesibilidad de la Serra de Mariola.

En la Fundación Santa María la Real, el trabajo se centra en el diseño y redacción de propuestas y apoyo a la ejecución de proyectos europeos de I+D+I y la comunicación intercultural.

A través de la Federación Alicantina para el Desarrollo y la Innovación Territorial y del GAL Rural, las labores se dirigen en colaborar en el proyecto Essències 2021 como herramienta de innovación en el territorio rural hacia la sostenibilidad.

En el Ayuntamiento de Fageca, el proyecto formativo tiene como finalidad trabajar normativas municipales en materia de transparencia, administración electrónica, servicios públicos, patrimonio y urbanismo.

Por último, en la Font Roja, el proyecto a desarrollar se centra en la divulgación científica, la transferencia del conocimiento, la educación ambiental y la organización de cursos, seminarios e itinerarios.

También en la adaptación de la gestión forestal al cambio climático, el seguimiento de la fauna y el monitoreo, y la toma de muestras del programa de seguimiento a largo plazo de la funcionalidad del bosque mediterráneo.

La UA publicará una nueva convocatoria de plazas para realizar prácticas en entornos rurales entre los meses de octubre y diciembre próximos en municipios pequeños de la Marina Alta y el Comtat.

«La idea es que, una vez evaluada la experiencia, podamos hacerla crecer, involucrando a otras administraciones, como la Diputación, al igual que ya se ha realizado en otras comunidades y provincias, para hacer que este proyecto sea sostenible en el tiempo», ha dicho Grané.