Facpyme, Ayuntamiento y Diputación trabajan en el desarrollo de una nueva campaña de Bono Comercio

La Federación del Comercio y Pymes de la provincia de Alicante (Facpyme) se ha reunido este miércoles con la concejala de Comercio y Hostelería del Ayuntamiento de Alicante, Lidia López, para analizar la situación del comercio de proximidad en los distintos barrios de la ciudad, así como las iniciativas previstas en colaboración con la Federación para promocionar e incentivar el consumo en este tipo de establecimientos.

En concreto, la delegación de Facpyme, encabezada por su vicepresidente, Vicente Armengol, a quien acompañaban la gerente, Ana Gosálvez, el presidente de Mercados Municipales, Paco Alemañ, y el secretario de la Asociación de Comerciantes de Benalúa, David Lloret, ha subrayado la «necesidad» de apostar por acciones como el Bono Comercio, que cuenta además con una «importante inyección» económica de la Diputación de Alicante, informa un comunicado de la entidad.

En el caso de la capital, el programa provincial contempla una subvención de 700.000 euros. Armengol ha destacado que el Bono Comercio «es una iniciativa que en aquellos municipios donde se ha puesto en marcha con el apoyo técnico de Facpyme ha sido una experiencia de éxito, muy valorada por el sector y también por las autoridades, puesto que es también un factor de dinamización del conjunto de la actividad económica y empresarial de la población».

En este sentido, ha puesto de relieve la colaboración existente entre el Ayuntamiento de Alicante y Facpyme para poner en marcha una nueva campaña de Bono Comercio en la ciudad con el apoyo de la Diputación provincial.

«Llevamos varios meses hablando con la concejalía para aportarle información de valor con la que avanzar en el sistema de bonos, además de ofrecer toda nuestra ayuda y colaboración con el fin de que la campaña funcione y beneficie tanto a nuestros asociados como al conjunto del comercio de la ciudad», ha agregado.

En la misma línea, ha señalado que «esta es la línea de trabajo de la Federación: colaborar con el Ayuntamiento, ser proactivos y plantear soluciones y alternativas que entendemos redundan en beneficio de la ciudad». «Porque un comercio atractivo, dinámico y lleno de clientes significa calles llenas de vida, de actividad, que beneficia también a sectores como la hostelería puesto que se generan flujos de consumidores en ambas direcciones y, en definitiva, hacen de Alicante una ciudad más atractiva», ha explicado.

Por su parte, el vicepresidente de Facpyme señalado que esta iniciativa es «un ejemplo de colaboración público-privada entre la patronal del comercio de la provincia de Alicante y las administraciones provincial y local para respaldar y dar oxígeno a un sector que ofrece una experiencia de compra de calidad, atenta y cercana, pero que es también fundamental para la economía local, para el empleo y para el desarrollo social».

Facpyme está integrada en la patronal autonómica ‘Confecomerç’, reúne a 44 asociaciones de comerciantes y representa a más de 10.000 empresas, lo que la convierte en la organización más potente y con mayor representatividad en defensa del sector del comercio en la provincia de Alicante.