Tocomocho 2.0 en Orihuela

Fingía ser víctima de una estafa para reclamar al banco

TERRETA RADIO | EP

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Orihuela (Alicante) a un hombre de 43 años como presunto autor de un delito de simulación de delito tras fingir ser víctima de una estafa y denunciar de forma falsa unos hechos para conseguir que su banco le reintegrara unos gastos que había realizado voluntariamente al suscribirse a una web de sorteo de premios.

El arrestado se personó en la Comisaría de la Policía Nacional de Orihuela denunciando ser víctima de un delito de estafa cometido a través de internet. Según relató a los agentes de la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano, alguien había estado usando su tarjeta de crédito para realizar varias transacciones online.

GASTOS VOLUNTARIOS

Tras la investigación de los policías pertenecientes a la Brigada de Policía Judicial de Orihuela se pudo determinar que los gastos denunciados habían sido realizados de manera totalmente voluntaria por la presunta víctima, quien se había suscrito a una web de sorteo de premios, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Como prueba de la voluntariedad de los hechos, los agentes obtuvieron la grabación de la aceptación de los términos y condiciones del contrato así como la firma del mismo.

El detenido, una vez en la Comisaría, reconoció los hechos y admitió también que su banco ya le había pagado parte de lo denunciado y que finalmente se había gastado este importe en productos de lotería.

PUESTO EN LIBERTAD

El arrestado, de nacionalidad argelina, ha sido puesto en libertad tras sus declaración en dependencias policiales a la espera de ser citado por el Juzgado.

La Policía Nacional avisa de que una falsa denuncia por ser víctima de un hecho delictivo puede convertir en autor de un delito de simulación de delito y estafa.

En este sentido, detalla que numerosas detenciones se producen en la provincia de Alicante por este delito de simulación.

En la mayoría de los casos se trata de denuncias presentadas por robos de teléfonos móviles de última generación, cuando, en realidad, se trata de hurtos o extravíos o de haber sufrido diferentes modalidades de estafa casi siempre por internet y cuando en realidad son suscripciones voluntarias o cometidas por error. Todo ello, para beneficiarse de la indemnización del seguro o de la devolución de los importes por el banco.

Los hechos denunciados son siempre investigados, por lo que, de determinarse la falsedad de los mismos, el denunciante acabaría siendo detenido como presunto autor de un delito de simulación de delito, generándole así antecedentes policiales e incluso penales, que les pueden traer «graves repercusiones» al normal desarrollo de su vida personal, incide la Policía.