Ford Almussafes eliminará el turno de noche en las plantas de vehículos desde el 1 enero de 2022

Momentos de gran incertidumbre e inestabilidad para los trabajadores ante las posible consecuencias laborables a corto plazo

TERRETA | EP

La dirección de Ford Almussafes ha comunicado este martes a los representantes de los trabajadores que ya no habrá turno de noche en las plantas de fabricación de Vehículos desde el 1 de enero de 2022, según han informado fuentes sindicales.

La multinacional ha confirmado la medida en la mesa de diálogo semanal abierta con el Comité de Empresa para alcanzar un ‘Acuerdo de Electrificación’, en el marco del rediseño del negocio de Ford en Europa con menos modelos y centrado en los híbridos y eléctricos.

El secretario general del Comité de Empresa y portavoz de UGT en Ford Almussafes, José Luis Parra, ha mostrado su «preocupación por el posible excedente» de plantilla que esto pueda provocar tanto en Ford como en el resto del polígono industrial, entre las empresas auxiliares de la automoción.

Además, la dirección de Ford Almussafes ha seguido «insistiendo en la reducción salarial como punto fundamental para ganar competitividad», ha explicado Parra.

Sin embargo, «a pesar de que esta medida se está imponiendo en el conjunto del sector, desde UGT vamos a seguir trabajando para alcanzar un acuerdo que proteja el estatus trabajadores de Ford en momentos de gran incertidumbre e inestabilidad, como estamos viendo, en los constantes cambios que se están produciendo en el ERTE por la falta de componentes», ha aseverado el responsable sindical.

Parra ha asegurado que van a «seguir trabajando en mesa negociación para alcanzar un ‘Acuerdo por la electrificación’, porque sin carga de trabajo no podremos negociar ningún tipo de condición laboral».

En cuanto al ‘teletrabajo‘, la fábrica ha presentado una propuesta «insuficiente para lo que UGT viene demandando desde antes de la pandemia». Para el sindicato, «es fundamental una compensación económica para los compañeros y compañeras en modalidad de teletrabajo», ha apuntado.

Por otra parte, la dirección en estos momentos no contempla la negociación propuesta por UGT sobre los 30 trabajadores de Motores que iban a prejubilarse a través del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) acordado el pasado mes de abril, pero cuya salida ha sido «congelada» con motivo del lanzamiento del nuevo motor híbrido.

Por su parte, el portavoz de STM, Daniel Portillo ha lamentado que la empresa insista en «la importancia de que la plantilla de Ford Almussafes de trabaje más y cobre menos para ser una fábrica más competitiva» y ha advertido que para el sindicato seguirán siendo «líneas rojas el recorte de derechos laborales y económicos. Nosotros por ahí no vamos a ir». En su opinión, es la dirección la que debe «ponerse las pilas para traer carga de trabajo».

Desde CGT han planteado la salida de la cadena de Montaje y de los puestos de trabajo más duros de los trabajadores con más de 50 años y su recolocación en puestos de trabajo que requieran un menor esfuerzo físico y han pedido la creación de puestos de trabajo indirectos que permitan la recolocación de trabajadores con limitaciones médicas, una propuesta que la empresa no acepta, ha lamentado el sindicato.