Igualdad concede en septiembre 16,6 millones en ayudas para consumo energético y alquiler mediante la RVI

Terreta/EP

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha otorgado, durante el pasado mes de septiembre, un total de 16,6 millones de euros en ayudas para el consumo energético y para el pago de la hipoteca o el alquiler que han sido percibidas a través de los complementos establecidos en la renta valenciana de inclusión (RVI).

De esta forma, al cierre del tercer trimestre del año, la Comunitat Valenciana ya cuenta con 75.681 personas destinatarias de la renta valenciana de inclusión, que perciben una prestación media, incluidos los complementos, que va entre los 523 y los 647 euros al mes, ha detallado la Generalitat en un comunicado.

En concreto, de los 18,6 millones de euros, un 10,7 por ciento de las personas que perciben la prestación lo hacen con el complemento de alquiler, un 4,87% el de hipoteca y un 19,1% el de consumo energético.

La secretaria autonómica de Atención Primaria y Servicios Sociales, Irene Gavidia, ha puesto en valor que la renta valenciana de inclusión supone «un instrumento fundamental en la lucha contra la exclusión» en la Comunitat Valenciana, además de «permitir dignificar a las personas que la perciben, que ahora reciben en un único pago todas aquellas cantidades que puedan necesitar para hacer frente a sus obligaciones de pago».

En este sentido, ha destacado que a la hora de diseñar esta prestación, desde el Consell del Botànic «se tuvo claro que no se quería acabar con el peregrinaje de muchas familias que, en muchas ocasiones, se veían obligadas a dedicar más tiempo a buscar y solicitar ayudas para subsistir que a intentar lograr un trabajo que les sacara de la situación de exclusión en la que se encontraban».

Así, se optó por un sistema de ventanilla única, que hace que cuando una persona solicita la renta valenciana de inclusión, además de tramitar la ayuda, se gestionen también todos aquellos complementos que pueda necesitar, como es el caso de las ayudas a la vivienda y el consumo energético así como becas escolares o de comedor, en aquellos casos en que sea necesario.

PERFIL

Asimismo, Gavidia ha señalado que los datos facilitados por la Dirección General de Acción Comunitaria y Barrios Inclusivos, la encargada de gestionar la renta valenciana de inclusión, también reflejan que las mujeres y la población de entre 45 y 64 años son los grupos más numerosos de titulares de la prestación.

Así, el 66,77% de las personas titulares de la renta valenciana de inclusión son mujeres, lo que, a su juicio, «viene a confirmar que la pobreza tiene rostro de mujer, algo que desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas conocemos bien».

«Hemos adoptado numerosas medidas contra esta feminización del empobrecimiento, como es la equiparación de las familias numerosas con las monoparentales, que en su mayoría están compuestas por mujeres solas con sus hijos e hijas; o las mejoras de las prestaciones por acogimiento familiar, una tarea que también recae mayoritariamente sobre las mujeres», ha defendido.

Además, ha mencionado el reconocimiento profesional a las personas cuidadoras del entorno familiar en el ámbito de la dependencia o el del derecho de las mujeres víctimas de violencia de género, que perciben una renta por este motivo, a poder beneficiarse de la renta complementaria de prestaciones.