Interior realiza una quema prescrita de diez hectáreas de carrizales en el parque natural del Fondo Elche-Crevillente

El objetivo es reducir la invasión de vegetación que se está produciendo en esta zona.

La Conselleria de Justicia e Interior, a través de la Agencia Valenciana de Seguridad y Emergencias (AVSRE) y la dirección general de Prevención de Incendios Forestales, ha realizado la quema prescrita de diez hectáreas de carrizales en el parque natural del Fondo de Elche-Crevillente.

El director general de Prevención de Incendios Forestales, Francisco Aparisi, ha estado presente en el desarrollo y resultado de los trabajos que han llevado a cabo el Servicio de Bomberos Forestales de la Generalitat. Previamente a esta quema se ha realizado una quema preparatoria de 1,20 hectáreas para generar una zona de seguridad.

Francisco Aparisi ha destacado que “las quemas prescritas son una excelente herramienta para reducir la cantidad de biocombustible y evitar la intensidad de los incendios forestales”.

Además, el director general de Prevención de Incendios Forestales ha señalado que “desde la dirección de Prevención de Incendios Forestales estamos llevando a cabo varias líneas de investigación e implementación de los recursos e infraestructuras, para mejorar la prevención de incendios forestales, como ahora es el uso del fuego prescrito, técnica muy avanzada en otras regiones del mundo, pero que resulta bastante innovadora e incipiente en nuestro territorio”.

Con el objetivo de conservar los ecosistemas del Parque Natural del Fondo de Elche-Crevillente, y en colaboración con la dirección del parque natural y de los propietarios de los terrenos, se ha elaborado y aprobado un plan de quemas prescritas en este espacio natural protegido. 

Según Aparisi “los objetivos principales de estas quemas son reducir la invasión de vegetación que se está produciendo en esta zona húmeda, contribuir a la mejora de la calidad del agua, aumentar y mejorar las zonas de nidificación de especies de aves acuáticas y evitar problemas de transmisión de enfermedades como el botulismo, entre otras”.

Asimismo, el director general de Prevención de Incendios Forestales de la Generalitat ha informado que “el plan tiene planificada una actuación escalonada en distintas parcelas, y engloba una superficie total de 408 hectáreas, a lo largo de 5 años” y ha añadido que “la planificación se ha realizado de manera coordinada con el órgano competente en la gestión del parque, siendo otoño e invierno la tremporadas idóneas para realizar las quemas”.

Uno de los objetivos prioritarios para la Dirección General de Prevención de Incendios Forestales es la gestión de la vegetación forestal disponible para arder (combustible forestal), de tal forma que permita reducir tanto el riesgo de inicio de un incendio forestal como su propagación. Entre las distintas técnicas para gestionar la vegetación se encuentran las quemas prescritas.

Terreta Radio

No te lo puedes perder