La Costa Blanca busca captar el mercado alemán y el turismo gay

Veinte informadores turísticos municipales participan en el certamen, que contará con 72 presentaciones y 13 degustaciones culinarias

TERRETA|EP

La Costa Blanca centrará su estrategia en Fitur en recuperar visitantes, tanto de proximidad como internacionales, para remontar los efectos causados por la pandemia de la covid, así como captar y consoliar el mercado alemán y el turismo gay.

Igualmente, se insistirá en que la Costa Blanca es un destino seguro y se estructurarán acuerdos con las principales aerolíneas que operan en el aeropuerto Alicante-Elche Miguel Hernández con el fin de reimpulsar la conectividad con diversas ciudades europeas.

Así lo ha explicado el presidente de la institución provincial, Carlos Mazón, quien junto al director del organismo autónomo, José Mancebo, ha detallado el programa de actividades que desplegará la Diputación de Alicante en la Feria Internacional de Turismo de Madrid y que pondrá el foco, de manera específica, en el segmento negocios, a través de acuerdos con agencias, operadores y proveedores, así como en la cultura y en la gastronomía.

Igualmente, se incluirá también campañas promocionales, degustaciones culinarias e introducciones audiovisuales que coparán gran parte del protagonismo alicantino en este certamen que constituye la primera cita anual para los profesionales mundiales.

El acto principal del Patronato Provincial de Turismo en FITUR se celebrará el día de la jornada inaugural del certamen, el miércoles 19 de enero a las 12.45 horas en la Plaza Central del espacio de la Comunitat Valenciana, donde se repasarán las acciones llevadas a cabo en 2021 y se presentarán las novedades para 2022.

Así, entre las actividades que destacan están 72 presentaciones divididas en 16 bloques temáticos relacionados con la gastronomía, las tradiciones, el deporte, la naturaleza, la sostenibilidad o las nuevas tecnologías y herramientas de promoción aplicadas al turismo, entre otras, según ha informado la institución provincial en un comunicado.

Durante toda la feria tanto Mazón y Mancebo como los técnicos de Costa Blanca aprovecharán su presencia para concretar líneas de colaboración con tour operadores, receptivos, aerolíneas, portales turísticos y prescriptores. Además, mantendrán reuniones de trabajo con diferentes Oficinas Españolas de Turismo en el Extranjero y con socios estratégicos para la reactivación de la actividad turística.

En este sentido, ambos han concretado que durante esta edición «seguiremos apostando por el turismo británico mediante contactos y reuniones de trabajo ahora que empiezan a relajarse algunas de las restricciones en los vuelos directos, sin dejar de lado el mercado de Europa del Este y el escandinavo, así como el de golf».

Además, Mazón ha avanzado dos nuevos mercados en los que incidirá, especialmente, el organismo autónomo, el alemán y el turismo gay. El primero de ellos, según ha puntualizado Mazón, «empieza a mirar a la Costa Blanca de forma masiva y queremos incentivar la conectividad aérea porque sabemos que hay posibilidades de crecimiento importante», mientras que el segundo «es un mercado que ha venido de manera aleatoria, poco a poco, apostando por la provincia y que es exigente, de un nivel adquisitivo superior al de la media».

BANDERA ARCOIRIS

Por ello, tal como ha recalcado, «vamos a empezar a desplegar la bandera arcoíris en la Costa Blanca como un destino gay de alta calidad, con un complemento cultural y una configuración concreta».

Igualmente, ha asegurado que la Costa Blanca «es un destino turístico de primera división y vamos a FITUR para impulsar el trabajo promocional, de negocios, de contactos, de presencia y de reactivación definitiva del turismo hacia la provincia».

Asimismo, ha defendido el modelo de turismo de ‘sol y playa’ «que es nuestra gran apuesta y que tantas satisfacciones nos ha dado y nos volverá a dar». «Nos planteamos esta edición de Fitur como una reafirmación, en toda regla, del modelo turístico que nos ha traído hasta aquí, con el orgullo de que hay que insistir, innovar, digitalizar y fomentar la sostenibilidad de aquello que ya tenemos, porque no hay un modelo turístico alternativo, sino un perfeccionamiento del actual», ha sostenido.

De esta forma, Costa Blanca, cuyo oferta se expondrá en un stand de 205 metros cuadrados en el pabellón 7 de IFEMA -dentro del espacio de Comunitat Valenciana-, retoma en esta edición la presencialidad de los informadores turísticos municipales en sus mostradores, con un total de 20 localidades de la provincia.

En dicha área, la Diputación dispondrá de una zona de descarga QR, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles, donde estarán presentes las publicaciones turísticas de las 141 poblaciones. Asimismo, habrá una pantalla táctil informativa para la consulta de guías turísticas y otros folletos.

Este despliegue informativo se completa con otro de carácter experiencial mediante demostraciones gastronómicas a cargo de 13 municipios alicantinos, quienes realizarán en el recinto ferial show cookings y catas en directo.

TASA TURÍSTICA

Mazón ha confirmado que «es un buen momento» para acudir a las reuniones de trabajo con las aerolíneas y con los touroperadores internacionales para «tranquilizar» y «asegurar» que ante la «eventualidad» de que se apruebe la tasa turística los principales destinos turísticos de la Costa Blanca «ya han dicho confirmado públicamente que no van a aplicarla».

«Esto es muy importante, poder ir a la reuniones con los grandes turoperadores hablando de que la competitividad del sector se sigue manteniendo impoluta y reiterar esto, ya no solo de cara a Fitur, sino para tratar de ofrecer lo antes posible una seguridad completa al 100% de que los municipios de la provincia de Alicante nos ayuden, gobierne quién gobierne, a poder decir que somos un territorio libre de tasa turística», ha manifestado Mazón.