La Guardia Civil desmantela un taller clandestino de vehículos en Guardamar del Segura  

Durante la inspección realizada, además de identificar varios vehículos en diversas fases de reparación, han intervenido 161 placas de vehículos, las cuales están siendo objeto de investigación.

La Guardia Civil ha llevado a cabo la operación Mashina23, desmantelando un taller clandestino en Guardamar del Segura. Dos individuos han sido investigados por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores, al emplear a tres compatriotas en situación irregular, sometiéndolos a extensas jornadas laborales y sin contar con el correspondiente permiso de trabajo.

A finales de noviembre del año pasado, la Guardia Civil recibió información sobre la posible existencia de un taller clandestino de vehículos en Guardamar del Segura, donde se sospechaba que utilizaban trabajadores irregulares. En respuesta a estos hechos, el Área de Investigación del Puesto Principal de Guardamar del Segura inició la operación Mashina23.

El 29 de noviembre, tras localizar el taller, los agentes llevaron a cabo una inspección en una nave ubicada en Guardamar del Segura, la cual estaba alquilada a un hombre de origen bielorruso de 42 años. Este individuo, propietario de una empresa de compra venta de vehículos en la comarca de la Vega Baja del Segura, tenía antecedentes por falsedad documental. Durante la actuación, también estaba presente un socio del arrendatario, otro hombre bielorruso de 48 años.

En el interior del taller, los agentes descubrieron vehículos en diversas fases de reparación e intervinieron 161 placas de vehículos de España y varios países europeos, las cuales están siendo objeto de investigación. Además, se identificó la presencia de tres trabajadores bielorrusos en situación irregular, quienes aparentemente trabajaban a cambio de comida y ropa y residían en el interior del taller.

Después de un minucioso análisis de todas las pruebas obtenidas, el 5 de diciembre se investigó a los empresarios por un presunto delito contra los derechos de los trabajadores. El Juzgado de Instrucción nº 4 de Torrevieja es el órgano que se ha hecho cargo de las actuaciones judiciales.

Además, se ha realizado una infracción administrativa a los investigados por la tenencia y uso de gases fluorados para la recarga del aire acondicionado de vehículo, dando cuenta a la Consellería de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio de la Generalitat Valenciana y a la Dependencia de Aduanas e Impuestos Especiales en Alicante.

Durante la inspección, los investigadores contaron con el apoyo de la Patrulla de Protección de la Naturaleza (PAPRONA) de Guardamar, la Patrulla Fiscal Territorial (PAFITE) de Torrevieja y la Policía Local de Guardamar del Segura.

Esta actuación pone de manifiesto el firme compromiso de la Guardia Civil en la lucha contra la explotación laboral, en la que los responsables de tales actos aprovechan la situación de necesidad o vulnerabilidad de las víctimas, generalmente individuos de origen extranjero que se encuentran en el territorio nacional de manera irregular.