La Guardia Civil investiga a dos personas especializadas en hurtos en supermercados

Los autores han sustraído artículos de primeras marcas con una valoración aproximada de 500 euros.

La Guardia Civil de Alicante, en el marco del Plan de Comercio Seguro, ha investigado a un hombre y una mujer de 53 y 63 años de edad, por la sustracción de productos de alimentación de primeras marcas en una conocida cadena, valorados en unos 500 euros aproximadamente. De los hechos se ha dado cuenta al Juzgado de Guardia de Denia.

El día 12 de junio, los agentes del Área de Investigación de Calpe, en el desarrollo del Plan de Comercio Seguro, mientras se encontraban realizando labores de prevención contra la delincuencia en las cercanías de la zona comercial de la localidad, observaron un turismo con dos ocupantes que se encontraban en actitud sospechosa. 

Cuando los ocupantes del vehículo salieron de este en dirección al comercio, al percibir la presencia de los investigadores intentaron esquivarlos, quienes procedieron a identificarlos. Se trataba de un hombre y una mujer de 53 y 63 años de edad respectivamente, ambos de nacionalidad lituana, residentes en Torrevieja y con diversos antecedentes por delitos contra el patrimonio.

A continuación, cuando los agentes se aproximaron al turismo, comprobaron que en el interior del maletero se encontraban numerosos productos de alimentación de primeras marcas. Al preguntar por la procedencia de la mercancía, la pareja no pudo proporcionar una respuesta o acreditar su origen, por lo que se realizaron una serie de averiguaciones, y tras diversas llamadas, los agentes consiguieron localizar el supermercado que había sufrido el hurto.

Los autores acompañaron a los investigadores a dependencias de la Guardia Civil de Calpe, donde se les imputó un delito de hurto por la sustracción de productos valorados en 500 euros aproximadamente, dando conocimiento al Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Denia y quedando en libertad a la espera de juicio.Así mismo, a petición del responsable del comercio y de forma desinteresada, los alimentos recuperados fueron trasladados a una entidad benéfica de la provincia de Alicante.