La oposición ve insuficiente la dimisión de un director general por la muerte de los burros y carga contra Mollà

Los animales formaban parte de un grupo destinado a prevenir incendios

PP, Ciudadanos y Vox denuncian que es insuficiente la dimisión del director general de Medio Natural, Benjamín Pérez, por la muerte de una decena de burros en el Desert de les Palmes de Castellón, unos animales que formaban parte de un grupo más amplio introducido para prevenir incendios, y apuntan a la responsabilidad de la consellera de Emergencia Climática, Mireia Mollà.

Así reaccionan los tres grupos de la oposición, en sendos comunicados, tras el anuncio de la dimisión y las explicaciones de Mollà (Compromís) en rueda de prensa. La consellera, quien ha registrado una petición de comparecencia en Les Corts, ha reconocido que no ha habido una «tutela adecuada» y ha advertido que la investigación apunta a indicios de «una acción humana«.

Por parte del PPCV, su portavoz de Medio Ambiente, Elisa Díaz, acusa a Mollà de no asumir responsabilidades por la muerte de los burros y de «forzar el cese de sus subordinados acusándoles de ser los responsables de esa gran negligencia que ha costado la vida de, al menos, diez burros». Una actitud, a su juicio, intolerable ante la que la consellera debería ser «la siguiente en irse».

«Si ella no es capaz de irse, que sea el presidente de la Generalitat –Ximo Puig, PSPV– quien cese porque es esta consellera quien está a cargo de ese departamento y de esos subordinados porque ella es la responsable directa», abunda la ‘popular’.

Este caso demuestra, en su opinión, que «se les cae la careta a quienes hacen llamarse animalistas queriendo abanderar lo que no sienten» y que «la preocupación principal de la consellera es agarrarse a su cargo, echando la culpa a quienes llama subordinados, sin asumir ni una sola responsabilidad sobre el supuesto maltrato animal y la muerte de estos animales que además son especie protegida».

Por todo ello, la diputada del PP sostiene que Fiscalía deberá aclarar todas las responsabilidades de este maltrato animal y se pregunta si se podría haber evitado esta tragedia: «Este no era un proyecto de prevención de incendios con gestión forestal, que es lo que debería hacer la Conselleria, sino con utilización de burros, animales que sienten y padecen».

«La ineficacia y nula diligencia de la consellera Mollà clama al cielo –insiste–. En realidad seguimos sin saber qué ha sucedido por la nula transparencia de la consellera, a quien no es la primera vez que le ocurre algo similar. Resulta indignante saber que por la dejadez de esta Conselleria han muerto burros en el Desert de Les Palmes».

«¿QUÉ ECOLOGISMO ES ESTE?»

De Cs, el diputado Eduardo del Pozo tacha de negligencia «gravísima» la actuación del Consell y se pregunta por qué no se intervino de urgencia ante las primeras muertes de los animales»», además de advertir que Mollà debería ser destituida «de inmediato» en lugar de haber «utilizado como un chivo expiatorio» al director general.

Pero, a su juicio, es más grave todavía que la propia Mollà haya reconocido que «no tenía ni idea» de lo que sucedía en este programa: «¿Qué tipo de ecologismo es este, que por dejación de funciones deja morir a una decena de animales y llegar a un estado de malnutrición total a otros tantos dentro del mismo programa?».

El representante ‘naranja’ exige así saber si la Conselleria había nombrado a un veterinario a cargo y si hacía un seguimiento de las condiciones de vida de los animales. «¿Por qué no se actuó de manera inmediata al sucederse las primeras muertes y se ha llegado al punto de dejar perecer a los demás?», se pregunta.

Según denuncia, es un ejemplo más de la nefasta gestión del tripartito (PSPV-Compromís-Unides Podem): «Mucho anuncio estrella y propaganda que a la hora de la verdad se traduce en negligencias tan graves como esta», por lo que asegura que su grupo trabajará para conocer toda la verdad y «llegar hasta las últimas consecuencias políticas de este terrible episodio».

«NO BASTA CON ESTAR EN UNA LISTA ELECTORAL»

Y José Luis Aguirre (Vox) coincide en que lo que ha pasado es inadmisible y «una muestra más de que los miembros del Botànic no saben gestionar», por lo que su grupo ha solicitado la comparecencia urgente de la responsable de Agricultura. «Para dirigir una conselleria no basta con estar en una lista electoral, hay que saber gestionar y estar a la altura de lo que necesitan los ciudadanos», recalca.

Tampoco ve suficiente la dimisión del director general, al considerar que debe asumir responsabilidades la propia Mollà, y subraya que «no sirve solo con abrir un expediente, decir que ella se enteró tarde y que no hubo una buena tutela del proyecto».

El de Vox rechaza además que «la consellera solo ha salido a dar explicaciones tras el eco mediático que la muerte de los burros ha tenido a nivel autonómico y nacional». «Primero guardó silencio y al final no ha tenido más remedio que dar la cara, aunque escurriendo el bulto y culpando a todos los demás del suceso», denuncia, e insiste en que las explicaciones las tiene que dar en el parlamento valenciano.

TR/EP