La Policía desmantela una red de inmigración ilegal que hacinaba a migrantes en pisos patera

Los agentes localizan seis pisos en la zona norte sin condiciones de salubridad e identifican a 17 moradores, dos de ellos menores de edad.

La Policía Nacional ha detenido en Alicante a personas que presuntamente integraban una red dedicada al favorecimiento de la inmigración ilegal, en una operación en la que han desmantelado seis pisos patera, donde la organización hacinaba a los migrantes recién llegados en este tipo de embarcaciones a las costas alicantinas y carecían de condiciones de salubridad.

Según ha informado la Policía en un comunicado, los supuestos miembros de la organización usaban las viviendas mientras gestionaban el desplazamiento de los migrantes hasta su próximo destino a otras ciudades europeas.

Los agentes, a través de una compleja macro operación policial, han detenido a cinco personas como presuntas responsables de dar cobijo a los migrantes en la ciudad de Alicante. Durante el operativo, la Policía detuvo a otras tres personas más por infracción a la Ley de Extranjería y se identificó a 17 moradores, entre los que había dos menores de edad no acompañados de 14 y 15 años, que fueron ingresados en un centro de Alicante.

Esta actuación es la continuación de una primera fase de l operación, en la que se investigaban las redes criminales dedicadas a facilitar la inmigración ilegal desde origen. Esa primera fase permitió la detención de cerca de una veintena de personas, responsables de patronear pateras y organizar viajes procedentes de países del continente africano.

Sin embargo, el acuerdo que los migrantes contraían con la organización incluía el ser alojados durante un breve periodo de días en un piso hasta poder continuar su viaje hasta su destino en otras ciudades europeas, normalmente a Francia o países del Benelux.

Por ello, los agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Comisaría Provincial de Alicante, incardinados en la UCRIF-3, junto con el Grupo Operativo de Respuesta (GOR) de la Comisaría de Alicante Norte, dedicaron sus esfuerzos a averiguar el lugar donde se encontraban estas viviendas.

Los investigadores consiguieron descubrir hasta seis viviendas en la zona norte de Alicante, donde podrían haber alojado a los migrantes, por lo que establecieron dispositivos de vigilancia discreta en torno a esos pisos.

Una vez certificada la ilícita actividad, se dio paso a la explotación de la operación, donde desmantelaron las seis viviendas donde y descubrieron las «paupérrimas» condiciones en las que les alojaban. De hecho, en una de estas viviendas habían convertido la cocina en una habitación y como cocina habían derivado peligrosamente el gas hasta la galería.

Los detenidos, todos de nacionalidad argelina, de edades comprendidas entre los 21 y 71 años, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante.