La Policía Nacional desmantela un punto de venta y consumo de drogas en el centro de Benidorm

No existía ningún registro legal como asociación cannábica y se incumplían todos los requisitos para actuar como tal.

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una presunta asociación cannábica, desde donde sus regentes vendían sustancias estupefacientes a cualquier tipo de usuario sin tener licencia ni estar registrado como club cannábico, incumpliendo todos los requisitos necesarios para este tipo de asociaciones, consiguiendo desmantelar así un importante punto de venta de sustancias estupefacientes en el centro de la ciudad. Durante la explotación de la operación se produjo la detención de cinco personas, entre ellos los regentes de la asociación y se aprehendió diversa cantidad de sustancias estupefacientes y dinero en efectivo.

La investigación se inició tras recibir información los agentes de la Comisaría de Benidorm de la Policía Nacional sobre la existencia de un posible punto de venta de sustancias estupefacientes a pequeña escala o “menudeo” que operaba en el centro de la ciudad amparándose bajo la apariencia legal de un club cannábico.

Según la información recibida, se inició una investigación y se establecieron vigilancias sobre el local, recabándose además datos de otros comercios y vecinos de la zona.

Paralelamente, los agentes realizaron las pertinentes gestiones en la administración con el fin de averiguar si el establecimiento investigado contaba con los permisos acreditativos para este tipo de asociaciones, comprobando, no solamente que no existía ningún tipo de licencia municipal ni de apertura a nombre del establecimiento en el ayuntamiento de Benidorm, sino que tampoco estaba inscrito en el registro de asociaciones de la Generalitat Valenciana.

Ante tales evidencias, los agentes focalizaron sus esfuerzos en conseguir indicios probatorios sobre la posible venta de sustancias estupefacientes dentro del establecimiento, consiguiendo detectar a varios “clientes” que entraban al local y salían a los pocos minutos, sin que les hubiese dado tiempo a consumir ningún tipo de sustancia dentro.

Como parte de la investigación y tras interceptarse a estas personas, en su mayoría turistas extranjeros, no empadronados en la ciudad, los agentes descubrieron que portaban en todo caso sustancias estupefacientes, principalmente marihuana o hachís, manifestando haberla comprado dentro del local, así como que ninguno de ellos era socio de la presunta asociación, algo imprescindible en los casos en que son verdaderas asociaciones legalmente establecidas.

La veracidad de toda la información obtenida por los investigadores, confirmó transcendía la esfera del consumo compartido en ámbito privado dentro de la sede de la asociación, a sensu contrario de lo estipulado en las bases estatutarias de este tipo de asociaciones donde el fin del consumo debe tener una finalidad lúdica o terapéutica y más concretamente de esta asociación, registrada como asociación no lucrativa dedicada al estudio del cáñamo y sus derivados, ni siquiera para consumo o venta de cannabis.

Consecuentemente, se inició la explotación de la operación, para lo que se solicitó un mandamiento judicial para la entrada y registro del ilícito establecimiento, ejecutándose bajo la dirección del Juzgado que entendía del caso de los juzgados de la ciudad de Benidorm, contándose con la colaboración de la Policía Nacional Adscrita a la Comunidad Autónoma de Valencia, competentes para la instrucción de los expedientes y medidas cautelares pertinentes, requiriendo el propio juzgado además la presencia de una dotación de Policía Local de Benidorm para llevar a efecto la diligencia de cierre del establecimiento.

En cuanto al cómputo de la operación, se saldó con la detención de los dos miembros del órgano de control de la asociación, además de otros tres varones que se encontraban en ese momento dentro del local, ante la sospecha de que pudiera tratarse de presuntos proveedores de sustancias estupefacientes, incautándose, 5 gramos de cocaína tipo TUSI, dispuestos en dosis para su venta, 19 gramos de aceite de hachís, 145 gramos de hachís (sustancias todas estas no permitidas en ningún caso ni siquiera para consumo en la sede de estas asociaciones), 932 gramos de cogollos de marihuana, 242 cigarros porro de marihuana y 590 euros en efectivo.

De los cinco detenidos, de entre 20 y 28 años de edad, los dos principales implicados fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de la misma localidad, mientras que los otros tres arrestados fueron puestos en libertad tras prestar declaración en dependencias policiales, quedando a la espera de comparecer en sede judicial cuando sean citados para ello.