La vicealcaldesa rechaza la tasa turística y acusa a Puig de «dañar al sector por mantener el Botànic»

La vicealcaldesa de Alicante, Mari Carmen Sánchez, ha rechazado «de plano» la tasa turística, cuya tramitación parlamentaria arraca este jueves en les Corts, y que cuenta con el apoyo del PSPV. «Me duele decirlo, pero el presidente (Ximo) Puig daña al sector turístico sólo para mantener el Botànic y confirma que gobierna secuestrado por sus socios de Podemos y Compromís».

«No se entiende que vayan a votar a favor por lealtad institucional cuando la máxima lealtad la han de tener con los ciudadanos de la Comunitat Valenciana y con el sector turístico», ha afirmado en un comunicado.

La también responsable del Patronato de Turismo Alicante City&Beach ha lamentado la «incoherencia» del PSPV por apoyar «una tasa turística en el peor momento posible, dada la situación económica y la inflación desbocada que estamos sufriendo todos». Y además, «lo hace en contra del criterio del secretario autonómico de Turisme, Francesc Colomer, que ya ha manifestado que se trata de un error estratégico y siempre se ha mostrado contrario a su implantación».

«No es de recibo que con todo el sector y la mayoría de ayuntamientos turísticos», comience esa tramitación y ha criticado que sea el Consell «el que aseste una puñalada a un sector estratégico para la Comunitat Valenciana y para Alicante precisamente cuando empezaba a levantarse tras la pandemia».

«Parece que Puig, al igual que el presidente Pedro Sánchez, ha decidido dar un giro a la izquierda y le compra a sus socios más radicales lo que sea con tal de permanecer en su puesto», ha lamentado la vicealcaldesa, quien ha criticado que no se entiende la postura de Puig «cuando él mismo ha manifestado públicamente que es inoportuno abordar ahora este gravamen».

«El Ayuntamiento de Alicante está totalmente en contra de aplicar esta tasa, pero veremos qué pasa en su tramitación y desarrollo y cómo se plantea al final si resulta aprobada. Si tenemos libertad para decidir en Alicante no se cobrará», ha asegurado la responsable del Patronato de Turismo.

«Cobrar esta tasa nos deja en una clara desventaja competitiva con otros destinos que tienen una oferta similar a la nuestra», ha reiterado Sánchez, al tiempo que ha recordado que el pleno del Ayuntamiento ya aprobó el pasado septiembre una declaración institucional en la que se rechazaba el cobro de esta tasa.

Además, Sánchez ha tachado de «bochornoso» el papel de la oposición en el Ayuntamiento de Alicante. «La portavoz de la ejecutiva local del PSOE, Trini Amorós, se manifestó en contra, pero no hemos escuchado ni una sola palabra de Francesc Sanguino, que no sabemos muy bien si ejerce o no de portavoz porque está completamente desaparecido», ha indicado.

«Lamentablemente parece que en Valencia no han hecho mucho caso ni a la ejecutiva del PSOE de Alicante ni a los alcaldes y concejales de otros municipios en los que gobiernan», ha añadido Sánchez.