Las universidades públicas, preocupadas ante «la incerteza» del plan de financiación: «Estamos igual o peor»

Representantes de las universidades públicas de la Comunitat Valenciana han expresado su «preocupación» ante la «incerteza» que supone no contar con un borrador del comprometido plan plurianual de financiación. «Estamos igual o peor».

Así se ha puesto de manifiesto durante el encuentro ‘La universidad que viene’, incluido en la campaña ‘Somos Futuro’ que impulsa el diario Las Provincias. 

El foro ha sido inaugurado por la recién nombrada consellera de Universidades, Josefina Bueno, quien ha celebrado poder «reencontrarse» con un ámbito del que ya se ocupó como directora general. «Mi compromiso es trabajar codo con codo con las universidades para seguir afianzando el sistema universitario valenciano y nuestra política científica», ha dicho la responsable de educación superior del Consell, que ha insistido en que su propósito es «trabajar con todas las universidades, sin excepción, para seguir construyendo un mundo de futuro».

Tras la apertura, se ha celebrado una mesa redonda en la que han participado la rectora de la Universitat de València, Mavi Mestre: el rector de la Universitat Politècnica de València, José E. Capilla; el rector de la Universidad Miguel Hernández, Juan José Ruiz; el vicerrector de Planificación, Coordinación y Comunicación de la Universidad Jaume I, Modesto Fabra, y el vicerrector de Investigación de la Universidad de Alicante, Juan Mora Pastor.

Mavi Mestre, de la UV, ha llamado la atención sobre la «preocupante» situación de la financiación con «dos escenarios inciertos: la LOSU y el plan para el sistema universitario valenciano».

Respecto al proyecto normativo, ha comentado que presenta, por un lado, «buenas intenciones», con la voluntad de que las universidades reciben un 1% del PIB y de reducir la temporalidad de los contratos al 20%, pero, por otro, «incerteza sobre cómo hacerlo».

En cuanto al plan de financiación autonómico, ha lamentado que las instituciones académica no cuentan con un borrador ni conocen en qué indicadores se están trabajando y, «como mínimo», ha reflexionado, habría que contemplar «el número de estudiantes, la experimentalidad, la diversidad de campus y el patrimonio histórico».

SIN BORRADOR A QUINCE DÍAS DE JUNIO

Ha recordado que el último compromiso de la exconsellera Carolina Pascual fue que este mes de junio estaría listo el borrador del plan «y para eso quedan 15 días», ha constatado, al tiempo que ha advertido que una hoja de ruta como esta «no se puede hacer de espaldas a los equipos económicos de las universidades públicas porque así es muy difícil acertar». Los temas pendientes que tiene la nueva consellera, «son los mismos»: plan de financiación y Convenio colectivo del personal de las universidades públicas.

«En financiación, estamos igual o peor», ha apostillado el rector 
de la UMH, Juan José Ruiz, que ha defendido que los resultados que obtienen las universidades valencianas son «mucho mejores que la financiación» que recibe.

Asimismo, ha echado en falta otra promesa de la anterior consellera, el mapa de titulaciones, «que se nos dijo que iba a estar en seis meses y seguimos igual o peor porque recientemente». En este punto, se ha referido al anuncio –político, «no en el Consejo Valenciano de Universidades», ha lamentado– de la implantación del Grado de Medicina en la Universidad de Alicante, muy cerca de la Miguel Hernández, y que «afectará directamente» al plan de financiación al tratarse de la titulación más costosa.

Aquí la rectora Mestre ha aprovechado para apuntar: «Lamento mucho que no se anuncie Veterinaria en la Universitat de València, que la tenemos pedida hace años. Eso no lo escucho, qué lástima».

Por su parte, el rector de la UPV ha reivindicado la necesidad de planes de financiación para «planificar la evolución de las universidades a lo largo de los años». Y ha resaltado que «debe ser algo consensuado y bien estudiado porque al final es la brújula que guía la política de las universidades».

Capilla ha considerado «imposible» poder tener el documento en el mes de junio. «Y va a costar, ya que no hay un entorno económico sencillo, pero esto no es excusa.

Modesto Fabra ha reconocido que las universidades están «contra las cuerdas y la LOSU lo agravará» y ha puntualizado que en este tiempo se ha podido «sobrevivir» gracias a la anualidades de la deuda histórica que ahora se acaban. «Quiero ser optimista, y a lo mejor somos como los malos estudiantes, capaces de hacer el esfuerzo final la noche antes del examen, para salvar el presupuesto del año que viene aunque sea de manera transitoria y a partir de ahí debemos mejorar el modelo».

Finalmente, Juan Mora ha subrayado los efectos de la infrafinanciación, que está «a niveles de 2008» en la investigación. «Necesitamos una financiación, es urgente ese plan», ha instado.

UNIVERSIDADES PRIVADAS

La segunda mesa ha congregado a representantes de entidades educativas privadas: la rectora de la Universidad Europea deValencia, Rosa Sanchidrián; el vicerrector de Desarrollo Estratégico y Comunicación de la Universidad CEU Cardenal Herrera, José Manuel Amiguet; la vicerrectora de Estrategia e Internacionalización de la Universidad Católica de Valencia, Elena Inés Floristán; el vicerrector de Investigación y Transferencia de la Universidad Internacional de Valencia, José Martí Pareño; la directora general de EDEM, Elena Fernández; el director general de ESIC Valencia, Agustín Carrilero, y la directora de Florida Universitaria, Mercedes Herrero.

Todos ellos han coincidido en señalar «el dinamismo», la «flexibilidad» y la «conexión con el mundo profesional» como algunas de los principales atributos que aportan las universidades privadas y se han mostrado críticos con la «excesiva regulación» y con algunos criterios del real decreto de Creación, reconocimiento, autorización y acreditación de universidades y centros universitarios.