Malestar general, apatía o tristeza, síntomas en la vuelta al cole

El malestar general, dolor de cabeza o abdominal, la apatía o la tristeza son algunos de los síntomas que manifiestan los más pequeños por la ansiedad provocada por la inminente ‘vuelta al cole’.

Así lo ha explicado hoy la jefa del servicio de pediatría de Quirónsalud Torrevieja, María Mínguez, quien ha advertido de que estos síntomas suelen ser transitorios y que mejoran tras superar el proceso de transición.

En un comunicado, Mínguez ha señalado de que, si persisten, hay que visitar al pediatra para descartar que la causa sea un problema orgánico.

Otro de los aspectos importantes es la adaptación a los nuevos horarios para lo que el especialista en sueño y jefe del servicio de Pediatría de Quirónsalud València, Gonzalo Pin, recomienda ir poco a poco adaptando las nuevas rutinas en cuanto a levantarse, desayunar, comida, cena y la hora de acostarse.

«Iremos haciendo una adaptación progresiva al nuevo horario típico de la etapa escolar», en palabras del experto, quien también sugiere a los padres que adopten una actitud siempre positiva que les ayude a superar este periodo de adaptación y los síntomas desaparezcan con mayor rapidez.

Sobre las mochilas, el traumatólogo de Quirónsalud Alicante Luis Sánchez Navas ha recomendado que a la hora de comprar una se elija aquella que más se fije a la espalda y así evitar que sean demasiado blandas o deformables.

De esta forma, se impide el bamboleo que obligan a los niños a compensar su peso con multitud de esfuerzos relativamente bruscos y poco coordinados que pueden multiplicar el esfuerzo y el peso efectivo de la mochila.

Según Sánchez Navas, es mejor que las mochilas se apoyen en la zona dorsal que en la lumbar ya que el gesto compensatorio de inclinación hacia adelante es más natural en la columna dorsal.

«Lo más adecuado», advierte, «es que la mochila se fije firmemente, con cincha pectoral, que se adapte bien y relativamente rígida, colocada en la zona dorsal y más ancha que profunda, mejor».

El décalogo de la responsable del servicio pediatría del Quirónsalud de Murcia, Adalgisa de Caro, incluye adaptarse de forma progresiva al horario escolar una o dos semanas antes del inicio del curso, establecer la hora de irse a dormir y de levantarse, cumplir los horarios incluso los fines de semana y aprovechar las vacaciones que aún quedan para instaurar un hábito tan saludable como es el desayuno en familia.

También preparar con ellos el material escolar, comprar los libros, forrarlos, preparar el uniforme o la ropa escolar y la mochila, ayudarles con el repaso de los deberes estivales, siempre reforzándoles y elogiándoles en sus logros y hablar de las cosas positivas que implica el inicio del nuevo curso, como encontrarse con sus amigos, conocer niños nuevos, aprender cosas y las excursiones.

Del mismo modo, la experta aconseja escuchar a los niños, responder a sus preguntas, inquietudes y miedos, darles confianza y apoyo, realizar por las tardes actividades físicas como ir al parque, montar en bici, patinar para ayudarles a liberar el estrés y eliminar de sus mentes las preocupaciones y miedos, acompañar a los hijos el primer día de colegio y recogerles, siendo puntuales y mostrándonos alegres, además de interesándonos por todo lo que nos cuentan sobre su experiencia, y no transmitir nuestra ansiedad, miedos y pereza a la hora de tener que volver a nuestros respectivos trabajos.