Mazón apela a la necesidad del agua «como una cuestión de justicia»

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón (PP), ha reclamado, de nuevo, la necesidad de agua para una tierra que vive de ella, «porque es una cuestión de justicia», según ha remarcado.

Mazón, quien ha hecho estas declaraciones en Villena, donde ha participado este miércoles en el acto de celebración de la ‘Vendimia Abierta 2021’, ha lamentado la actitud de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sobre los trasvases.

Según un comunicado de la corporación provincial alicantina, la ministra «insiste en afirmar que los trasvases ‘son una barbaridad'». 

Mazón ha criticado también la postura del Gobierno de la Generalitat, que, según ha asegurado, «todavía no ha dado un puñetazo sobre la mesa ante semejante cuestión». 

«Ocurre con el Júcar-Vinalopó, que lleva retrasos injustificables e inaceptables, y con el Tajo-Segura, que mes tras mes, trimestre tras trimestre, sufre recortes políticos, que no técnicos», ha recalcado. 

En este sentido, Mazón ha expuesto que, si la lucha es contra el cambio climático, «la mejor manera es que tan caudal ecológico es el de la cuenca cedente como el de la cuenca que recibe el agua. Somos tan caudal ecológico como el Tajo o cualquier otro río y si no lo tuviéramos, la transición medioambiental sería mucho más complicada».

El presidente de la Diputación de Alicante ha recordado que solo del Tajo-Segura dependen más de cuarenta millones de árboles, sin los cuales habría un desierto y, por tanto, «ni tendríamos medio ambiente, ni ecología, ni transición ecológica». 

Mazón ha concretado que la desalación no puede ser la solución, porque tiene un coste energético que cuadruplica el actual y perjudica el medio ambiente.

«El discurso ecológico y de la sostenibilidad está aquí también, al igual que el de la justicia y la reivindicación. La barbaridad sería acabar con el trasvase», ha sentenciado.