Mazón y Guerra alaban la «huella imborrable» y el trabajo de Fernández Valenzuela en la provincia

El Hogar Provincial ya lleva el nombre del expresidente de la Diputación provincial y de la Cámara de Comercio

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, y el exvicepresidente del Gobierno del PSOE Alfonso Guerra han reconocido la figura del expresidente de la institución provincial, el socialista Antonio Fernández Valenzuela, fallecido en mayo de 2018, como una persona que dejó una «huella imborrable» en una provincia en la que «no nació pero siempre defendió».

Así se han pronunciado este miércoles en un acto homenaje en el Hogar Provincial de Alicante, instalaciones que llevan el nombre de Valenzuela desde el pasado mes de mayo a raíz de un acuerdo plenario de la Diputación que salió adelante por unanimidad. En el acto se ha inaugurado oficialmente el letrero que figura a la entrada del edificio con el nombre del socialista fallecido.

Además, también ha intervenido su hijo, Rafael Fernández, quien ha resaltado las cualidades políticas de su padre junto con el «aprecio» que sentía por el Hogar Provincial. «Era la niña bonita de mi padre, quizás por sus vivencias y porque las personas mayores y los niños eran para él los más débiles y, por tanto, los que consideraba más necesitados de protección», ha expuesto.

Guerra ha elogiado a «un gran socialista, pero, sobre todo, a un ser humano excepcional», mientras que Mazón ha destacado su compromiso político, su respeto al adversario y su concepto de familia, «convirtiéndose en un padre para muchos de nosotros».

La cita también ha contado con la presencia del alcalde de Alicante, Luis Barcala, así como con la de los expresidentes de la institución provincial Antonio Mira Perceval, Julio de España y José Joaquín Ripoll, además de otras autoridades.

En su intervención, Mazón ha querido recordar diversas frases de Antonio Fernández Valenzuela, «un hombre de acción» que tenía expresiones «lapidarias». Así, ha explicado que fue un hombre de familia, un padre para muchos, pese a que carecía de esta figura, al tiempo que ha resaltado como cualidades suyas el respeto al adversario, su compromiso político y su instinto.

Además, ha reconocido que el que también fuera presidente de la Cámara de Comercio «ha sido y sigue siendo una inspiración» para él y ha subrayado que, pese a no buscar «la gloria ni el recuerdo», ha dejado una «huella imborrable» en una provincia «donde no nació, pero que siempre defendió».

«Es un día muy importante para la provincia de Alicante y con este acto expresamos el reconocimiento de toda la sociedad y de los colectivos vecinales, promotores de esta iniciativa, a su figura. Estamos emocionados, porque el Hogar Provincial Antonio Fernández Valenzuela quedará para siempre», ha concluido Mazón.

«VIVÍA EN LIBERTAD»

Por su parte, Guerra, ha sostenido que Valenzuela era un hombre «bueno, noble, singular y práctico, libre, valiente». «Una persona refinada, discreta y con un sentido irónico del humor, que infundía respeto y vivía en libertad», ha apostillado.

De la misma forma, ha recalcado el acuerdo por unanimidad alcanzado en la Diputación por los grupos políticos en un mundo político «tan polarizado» y ha apelado al entendimiento porque «lo uno no quita lo otro».

«Es algo excepcional y se abre algo de esperanza», ha añadido el exvicepresidente del Gobierno. «A ver si se toma un modelo de este tipo de relación porque no hay obstáculo para que, en posiciones políticas diferentes o enfrentadas, desde el punto de vista humano, la gente tenga una relación afectuosa», ha zanjado.

Guerra ha insistido en que con este reconocimiento «celebramos un acto de esperanza y se nos convoca a familiares y amigos», para recordar a un hombre que «fue un gran socialista, pero sobre todo un ser humano de una extraordinaria excepcionalidad».