Nace la iniciativa ‘Alicante, corazón verde’ para captar fondos europeos y lograr una ciudad más «amable»

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha presentado este martes la iniciativa ‘Alicante, corazón verde’ como la «gran apuesta» del Ayuntamiento por la sostenibilidad urbana a corto y largo plazo, por la lucha contra el cambio climático y por crear un entorno más habitable, «amable» y humano.

Este proyecto, presentado para su financiación a la convocatoria de los fondos europeos Next Generation, contempla la inversión de más de cien millones de euros en varias actuaciones para la regeneración de agua y la creación de nuevos parques y depósitos en la ciudad que propicien el vertido cero a la bahía de Alicante.

Así lo ha expuesto Barcala en el marco del foro ‘Oportunidades, innovación y reactivación de Alicante’ del diario ‘El Español’ en el MARQ, donde ha citado como ejemplo el plan ‘Vertido cero’ que impulsa el consistorio con Hidraqua, su socio en Aguas de Alicante.

‘Vertido cero’ va más allá de la reutilización del agua y representa una nueva filosofía de eficacia y eficiencia para que no se vierta ni una sola gota al mar, detalla el consistorio en un comunicado.

Este plan «pionero» dará continuidad al servicio que presta ya el parque La Marjal en la playa de San Juan, que permite convertir un espacio urbano en parque inundable cuando lo requieran las condiciones meteorológicas.

«EL MAYOR PASEO DEL MEDITERRÁNEO»

El primer edil también ha destacado los trabajos que se llevan a cabo para la transformación del frente litoral y la conexión del puerto con la ciudad, con el objetivo de que los 21 kilómetros de costa sean plenamente aprovechables por los ciudadanos y así poder contar con «el mayor paseo litoral del Mediterráneo».

Esta apuesta por el presente y futuro sostenible de la ciudad se enmarca en la línea de transformación física y urbana, que lleva a cabo el Ayuntamiento con un centenar de proyectos en todos los barrios financiados con fondos propios por un importe global de 39 millones de euros y que deben estar en marcha antes de final de año.

En una segunda línea de trabajo figura la transformación estructural del modelo económico de la ciudad, que mantiene su apuesta por el turismo y los servicios, al tiempo que desarrolla su estrategia de captación de empresas digitales y la nueva industria tecnológica a través de las estrategias ‘Alicante futura’ y ‘Alicante smart city’.

Al mismo tiempo, Barcala ha defendido la necesidad de potenciar la colaboración público-privada y la suma de la «inteligencia colectiva» de todos los actores de la vida local para afianzar el potencial de futuro de la ciudad.