Pirotecnia Zarzoso retumba Luceros con la ‘mascletà’ más larga del concurso hasta el momento

El cuarto disparo del concurso de Fogueres, a cargo de Pirotecnia Zarzoso, ha hecho retumbar y vibrar la Plaza de Luceros con la que ha sido la mascletà más larga hasta el momento. Así, ha comenzado con una traca típica valenciana de 50 metros para continuar con una serie de cuatro retenciones aéreas compuesta por silbatos, roncadoras, serpentinas y chicharras, entre otros elementos.

Todo ello han conformado los cuatro principios de la ‘mascletà’ y ha sido un posterior golpe de truenos el que ha servido como aviso para dar paso al cuerpo terrestre, con los reseñados colores blanco y azul de la bandera de Alicante, formado por cinco retenciones terrestres de truenos de varios calibres acompañado de zumbadoras y silbatos. Las cuatro fases del terremoto la han compuesto más de 1.500 unidades de disparo.

Igualmente, ha continuado con el bombardeo de truenos compuesto por 800 truenos de aviso y una fase combinada aéreo-terrestre de trueno y color. La mascletà disparada por Pirotecnia Zarzoso ha finalizado con un golpe aéreo de más de un centenar de truenos de aviso.

En total han sido disparados 130,55 kilos de masa explosiva para que las miles de personas que se han concentrado en la Plaza de los Luceros vitorearan al pirotécnico y a su equipo en la vuelta a la plaza.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha explicado este miércoles que «si es complicado disparar una mascletà, que se puedan combinar ritmo y clasicismo supone un añadido que, en esta ocasión, han conseguido los pirotécnicos».

El primer edil ha subrayado también que «ha sorprendido que aparecieran los colores de Alicante al comienzo de la fase terrestre». «Éste es un guiño, como el de Hermanos Sirvent con los de la bandera de España, que hacen que no nos podamos perder ningún detalle de los disparos», ha añadido.

La vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez, ha destacado «el ritmo de la mascletà y la combinación aérea y terrestre que ha realizado y que nos ha hecho vibrar a las miles de personas que nos hemos reunido en Luceros en el ecuador de las Hogueras».