¿Se ha recuperado el turismo en la provincia?

Hosbec advierte que las cifras del verano confirman que estamos lejos de una recuperación total

TERRETA|EP

La patronal hotelera Hosbec ha advertido de que las cifras turísticas correspondientes al verano de 2021 «confirman que todavía estamos lejos de una recuperación total» y señala que la Comunitat Valenciana se ha dejado en este último verano más del 23 por ciento de pernoctaciones, ha perdido un 13% de turistas y casi el 20% del personal empleado no ha podido reincorporarse a su puesto de trabajo. Además, la temporada estival dejó al 5% de establecimientos sin poder abrir sus puertas, lo que representa el 8,4% de las camas.

Así lo recoge el informe ‘Hosbec Monitor 3º trimestre 2021’ que recoge los principales datos de la actividad hotelera en la Comunitat Valenciana y en los diferentes puntos turísticos de interés durante los meses de julio, agosto y septiembre. El estudio aporta una radiografía del último verano en comparación tanto con el del año 2020 como con 2019, último verano prepandemia, para poder tener datos «exactos» sobre la recuperación turística, ha informado Hosbec en un comunicado.

Por destinos turísticos, Benidorm es el que más ha sufrido durante este primer verano de «cierta normalidad», según Hosbec. En esta localidad, los datos reflejan una pérdida del 42,4% de las pernoctaciones hoteleras, motivo principalmente por la pérdida de turistas y pernoctaciones de extranjeros.

Mientras tanto, los españoles se han mantenido en cifras cercanas a las de 2019, pero la ausencia del mercado internacional «ha marcado el verano» en la capital turística de la Costa Blanca. Así, casi el 21% de las camas hoteleras de Benidorm se han mantenido cerradas durante este verano y el 28% del personal empleado se mantuvo en situación de ERTE o de inactividad.

En el lado positivo, Benidorm registra la estancia media más larga de toda la Comunitat Valenciana, con 4,2 días, y la ocupación hotelera media de los meses de julio-agosto y septiembre ha sido del 72,5%.

COSTA BLANCA

Para la Costa Blanca en general, los resultados son «malos» por la ausencia de turistas internacionales. En concreto, la provincia de Alicante en su conjunto ha visto disminuida su actividad hotelera en un 28%, cuya causa es la caída importante del turismo internacional. Así, pese a que los turistas nacionales han aumentado un 10%, sus estancias han sido más cortas y, por lo tanto, las pernoctaciones de españoles se han quedado un 1% por debajo de los datos de 2019.

Por su parte, los turistas internacionales «han brillado por su ausencia», aunque han mejorado datos de 2020: ha caído un 58% la producción de extranjeros en hoteles durante este verano.

Asimismo, el 11% de las camas hoteleras de la Costa Blanca no ha podido abrir, aunque corresponden solo al 2% de hoteles y el 20% de trabajadores no han podido recuperar su empleo. No obstante, la Costa Blanca, a pesar de estos datos, recoge más del 50% de toda la actividad hotelera de la Comunitat Valenciana.

CASTELLÓN

En la provincia de Castellón, el mercado nacional sostiene la planta hotelera que casi ha abierto con toda la disponibilidad aunque también ha sufrido «importantes pérdidas» de producción. Las localidades castellonenses, revela el informe de Hosbec, han funcionado mejor que otros destinos gracias a su posición respecto a los turistas nacionales. Aun así, también ha perdido durante el verano casi el 19% de producción hotelera habitual, aunque el número de turistas solo ha caído un 9%.

La planta hotelera de Castellón ha abierto «casi con total normalidad» y únicamente permanecieron cerradas el 3,9% de las plazas. La ocupación media de julio, agosto y septiembre rozó el 65% con una estancia media de 3,4 días. A pesar de todos estos datos, las dificultades para el empleo siguen en datos negativos, con un 23% menos de trabajadores del sector.

VALÈNCIA

La ciudad de València es la que mejor registro de ocupación hotelera ha tenido, al rozar el 79%, con una estancia media de 2,5 días, similar al verano prepandemia. Es la única ciudad que eleva el número de hoteles abiertos respecto a 2019 por nuevas inauguraciones y aperturas, aunque las plazas hoteleras disponibles se mantuvieron en números rojos negativos en el entorno del 7%.

Los hoteles valencianos se han dejado un 15,5% de producción durante este verano y un 13,3% de los turistas. La provincia de Valencia ha sido en la que menos empleo hotelero se ha perdido, un 12%, y ha estado muy equilibrado sobre la pérdida de turistas y de producción económica.

RENTABILIDAD ECONÓMICA

Igualmente, los datos demuestran que el sector no ha entrado en una espiral de precios bajos y de ofertas. Las tarifas medias (ADR) han crecido sobre 2019 en términos generales y hay destinos que incluso se han visto beneficiados con ingresos por habitación disponible (REVPAR) mejores que en 2019. Es el caso de Elche y de la ciudad de Alicante.

En València no hay margen para aventuras de tasas turísticas o inventos similares: las tarifas medias en la ciudad han descendido 4 euros, de 93 euros en 2019 a 89€ en 2021, y los ingresos por habitación disponible han caído casi 12€, de 82€ en 2019 a 70,5€ en 2021.

TOP20 DE DESTINOS TURÍSTICOS

Benidorm es el primer destino valenciano que aparece en el ranking top20 por pernoctaciones hoteleras. Ocupa el sexto lugar con 2,18 millones. La ciudad de València aparece también en el puesto 12º con 1,12 millones.

Por grado de ocupación hotelera durante el mes de agosto, Dénia (5º puesto) es el primer destino de la Comunitat Valenciana en este ranking con un 89,4%. Valencia (9º) registra un 87,7%, Elche (13º) un 86,6%, Alicante (15º) un 85,9% y Benidorm aparece en posición 19º con un 83,6%.