Miquel Navarro: «El arte y la cultura son el corazón y la columna que sostienen nuestra civilización»

El artista toma posesión como nuevo académico en la Real Academia de San Carlos de València

TERRETA|EP

El artista Miquel Navarro ha tomado posesión este martes como nuevo académico de la Real academia de San Carlos de València, con un discurso en el que ha reivindicado que «el arte y la cultura son el corazón y la columna que sostienen nuestra civilización y nuestra memoria».

El acto se ha desarrollado en el Salón de Actos de la institución, en el antiguo convento de San Pío V, sin público debido a las circunstancias sanitarias actuales.

Durante su discurso, el escultor se ha referido a la «constancia de la existencia como eternidad asfixiante», de la que se repuso con el trabajo artístico, «para aseverar así el espíritu roto por tanta conexión e ignorancia y llegar a la conclusión que el arte y la cultura son el corazón y la columna que sostienen nuestra civilización y nuestra memoria».

«Calmarse, estimar y saber, saber enfadarse, saber aceptar, aceptar lo natural, lo artificial y el yo. Supongo que hay reglas de convivencia que facilitan las buenas relaciones», ha señalado.

El nuevo académico, para celebrar su incorporación, ha donado a la Academia su escultura ‘Testa Tubería’, basada en una obra de Francesco Laurana (1471, Croacia).

Por su parte, el presidente de la institución, Manuel Muñoz, ha destacado a Navarro como «figura central de su generación, porque a diferencia de otros, no busca un lugar arbitrando una nueva teoría justificativa ni el uso de un extraño material para identificarse». «Su lugar, en donde lo conocí en aquella década era un estudio de taller sencillo y no necesitaba más que la tierra humedecida para expresarse, pero sus objetos ya se entendían más allá del ámbito de la materia», ha dicho.

Miquel Navarro (Mislata, Valencia, 1945) estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Carlos de València. Comenzó su carrera como pintor y desde 1972 se dedica casi exclusivamente a la escultura.

Entre los premios que avalan su trayectoria figuran el Nacional de Artes Plásticas 1986; la Distinción de la Generalitat Valenciana al Merito Cultural 2002; y el VIII Premio Internacional Julio González 2008. Es, además, académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

El escultor ha impulsado la Fundació Miquel Navarro, una institución que servirá para proteger y difundir la obra de este artista valenciano «unversal».

El proyecto echo a andar a finales de 2020 con la firma de un protocolo de impulso suscrito entre diversas administraciones –el Ministerio de Cultura, la Generalitat, la Diputación de Valencia y el Ayuntamiento de Mislata– y el propio creador. El primer reto en el horizonte de la nueva entidad es habilitar el estudio del escultor en su localidad natal como Museo Taller para poder exhibir y divulgar su obra.